Los principales errores de los principiantes en el póquer.

Última actualización el 14/02/2024.

El póquer es un juego muy divertido y lucrativo, pero como todos los juegos de apuestas, existen algunos errores comunes que se deben evitar. Cuando empiezas a preguntarte por qué no ganas, porque tiendes a perder la mayoría de tus tiros, es hora de cuestionar tu forma de jugar. Si no caes en estos escollos, progresarás mucho más rápido.

Jugar demasiadas manos

El error más común es querer participar en demasiadas manos y verlas todas. tarjetas abiertas mientras tu juego no te da ninguna posibilidad de ganar el pote. Antes del flop, esto se caracteriza por “cojear”. Este término describe el hecho de pagar la ciega grande sin relanzar. Entonces, a menudo te subirán jugadores buenos y agresivos que buscarán aumentar el tamaño del bote y robarte las ciegas.

en el fracaso, en el turno y para el rio, los jugadores principiantes suelen pagar (llamar) las apuestas de sus oponentes para poder descubrir cartas ocultas siguiendo y sube a sacrificio. Te puede costar mucho dinero si lo intentas. un empate, los buenos jugadores sabrán aprovechar esto haciendo apuestas que inflarán rápidamente el bote y te obligarán a pagar demasiado para intentar conseguir una escalera o un color. También identificarán cuáles combinación desea obtener y se irá a la cama si esto es posible.

No valorar lo suficiente tus buenas manos

El segundo error clásico es el de “ juego lento “. El juego lento es una estrategia que consiste en apuesta un pequeño camino hacia el river mientras haces un muy buen juego y quieres atrapar a tu oponente esperando que apueste, pensando que no tienes nada y arrojándolo de nuevo al river. Esta estrategia puede funcionar en ciertos casos, pero definitivamente no debes generalizarla a todas tus buenas manos.

una escalera real de corazones

Si te distribuimos un par de ases servidos por ejemplo, deberías apostar al menos tres ciegas grandes (o pagar una subida equivalente) para excluir al mayor número posible de jugadores con manos débiles pero con buen potencial de empate. Si no descartas a estos jugadores, tienen muchas posibilidades de lograr su empate y tendrán ventaja sobre ti en ese momento. De hecho, si tu oponente logra empatar, es casi imposible mejorar tu par de Ases lo suficiente como para vencerlo o hacer que se retire con apuestas y aumentos.

Ignorar cartas abiertas

El tercer error es un poco opuesto al anterior. Un par servido es una combinación muy fuerte, pero debes Estudia el comportamiento de tus oponentes. si aparecen posibilidades de dibujo sobre la mesa. Los mejores jugadores son aquellos capaces de retirar un par de Ases si saben que su oponente tiene mejores. En general, tenga cuidado de no enfatizar demasiado los pares y los tríos, ya que estas combinaciones a menudo parecen más fuertes de lo que realmente son.

Perder el control

El último error clásico del principiante es perder el control, ya sea enfadándose o apostando más allá de sus posibilidades. Estos dos errores suelen estar estrechamente relacionados. Las cantidades que apuestes en el poker deben estar dentro de tu zona de confort. Debe mantener una cuenta separada de sus gastos actuales y limitar sus pérdidas. Después de una serie de victorias, tampoco aumentes las apuestas demasiado rápido, los beneficios en el poker se obtienen a largo plazo.

phil ivey

Si estás cansado o enojado es mejor evitar jugar, preferir en ese momento juegos gratuitos O aprender en línea.

Continúa tu aprendizaje, regresa a la sección “aprender poker” o utilice los siguientes enlaces de navegación:

Click to rate this post!
[Total: 0 Average: 0]